Morena, Pasión Andina

viernes, diciembre 7

LINCHAMIENTOS

¡Ladrón! ¡Ladrón! ¡Quémenlo! ¡Quémenlo!, gritaba la gente, la vez que agarraron a unos ladrones en mi zona.

Eran las 11 de la mañana aproximadamente, cuando la dueña de una pequeña tienda empezó a gritar que le habían robado. Unos niños que se encontraban por el lugar, empezaron a alborotar más y apoyaban el reclamo de la dueña de la tienda que acusaba a una señora que había entrado un rato antes a su tienda, quien se disponía a huir dentro de un taxi blanco donde habían otras tres personas.
Rápidamente, la gente empezó a reunirse, dos de las personas del taxi lograron escapar y dos fueron agarrados por los vecinos. Mientras tanto, en el vehículo que pensaban huir se encontró cuerdas y alambres de diverso tamaño, otros instrumentos que son usados para abrir candados y forzar puertas y otros objetos que generalmente emplean los malhechores. No se pudo contener la ira de la gente, que en un abrir y cerrar de ojos, le echaron gasolina y le prendieron fuego al vehículo.

Algo parecido ocurrió el día miércoles en Villa Andrani, una zona alejada de El Alto. Ahí fueron descubiertos cuatro ladrones quienes fueron linchados por los vecinos. Los ladrones estaban dentro del vehículo cuando prendieron fuego. La policía informó que tres de los fallecidos, contaban con antecedentes delictivos.

Ante la ausencia de la policía y la inseguridad existente de día o de noche en las diferentes zonas de El Alto, varias veces se han dado linchamientos de ladrones. La policía dice que se debe entregar a los ladrones y no hacer justicia por mano propia, pero, en el caso de mi zona, los vecinos, han entregado a los dos ladrones a la policía, pero han sido rápidamente liberados por la policía. Por esas razones, mucha gente piensa que es mejor dar escarmiento a los ladrones.

Rosita Pochi

Waliki