Morena, Pasión Andina

viernes, octubre 15

MUJERES EN EL ÁREA RURAL


Manos encallecidas, rostros agrietados por el tiempo. Algunas parecen tener mayor edad de la que realmente tienen y es que el trabajo en el campo, el sol quemante de las alturas, el frio del altiplano hacen sus efectos en la salud de las mujeres del área rural. Levantarse a las cuatro de la mañana es parte de la rutina diaria, ya muy temprano, sale el humo de los fogones. Cocinar, atender la chacra, llevar a pastear al ganado son una pequeña parte de las múltiples tareas que hay que hacer en el campo.

Las ferias son un espacio para llevar a vender la papa, haba, oca, queso, además del chuño y la tunta que se hace en la época de invierno en esta parte del altiplano paceño. La retribución económica por los productos que vende con seguridad no compensan el gran esfuerzo que significa el trabajo en el campo para las mujeres.

El primer Día Internacional de las Mujeres Rurales, se observó el 15 de octubre de 2008. Este día internacional nuevo, establecido por la Asamblea General en su resolución 62/136, de 18 de diciembre de 2007, reconoce «la función y contribución decisivas de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural».

En la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer en Beijing en 1995 se sugirió que el 15 de octubre se celebrara el «Día Mundial de la Mujer Rural» la víspera del Día Mundial de la Alimentación a fin de destacar el papel desempeñado por las mujeres rurales en la producción de alimentos y la seguridad alimentaria.


Aunque hoy se recuerda el día de la mujeres rurales, muchas de ellas están en sus tareas diarias y lejos de cualquier celebración. Sin embargo, o importante es que la población en general valore el trabajo digno que ellas realizan.

Rosita Pochi

Waliki