Morena, Pasión Andina

sábado, octubre 2

INDÍGENAS YUQUIS

Indígenas Yuquis Siris denunciaron este sábado que cocaleros de las seis Federaciones del Trópico Cochabambino los extorsionan, cada año les obligan a pagar 200 mil bolivianos por el uso de la carretera de la región y son víctimas de constantes amenazas de avasallamiento de sus Tierras Comunitarias de Origen (TCOs) legalmente conseguidas.

“Tenemos problema avasallamiento, los cocaleros de los seis sindicatos nos chantajean, nos trancan las carreteras y quisieron entrarse a nuestro territorio unas 150 personas, pero los comunarios los echamos, por eso, en represalia, se quejaron a la ABT (Autoridad de Fiscalización y Control de Bosques y Tierras) diciendo que nuestro trabajo es ilícito y bloquearon la carretera del Chapare evitando que saquemos los camiones de madera, que son fuente de nuestra economía”, afirmó la secretaria de Comunicación de la Confederación Nacional de Mujeres Indígenas de Bolivia (CNAMIB), Mary Terraza, en una entrevista concedida a la Red Erbol.

En esa misma línea, comunarios yuquis corroboraron las aseveraciones de Terraza y denunciaron que los sindicatos de cocaleros chantajean a los originarios haciéndoles pagar excesivamente en las trancas de la carretera, que sospechosamente se encuentran en su poder y no así en el de las autoridades locales y municipales de Puerto Villarroel y Chimoré a donde pertenecen.

“En total en las varias trancas pagamos unos 500 bolivianos (por camión) y si no lo hacemos no nos dejan pasar, pero nosotros sabemos que es un cobro ilegal porque no extienden factura por lo que no hay con que respaldarse”, relató una originaria yuqui, que no quiso revelar su nombre para evitar represalias, quien identificó a la cooperativa cocalera “Santa Lucía” como la responsable de cometer estos abusos.

Es más, explicó, el primer año de aprovechamiento de la única vía de salida de la población hacia otros mercados del departamento les hicieron pagar 20 mil bolivianos y después el monto fue en asenso, “50 mil y en la actualidad hasta 200 mil bolivianos”.

En este marco, agregó que los cocaleros se apropian de la carretera en complicidad con las autoridades municipales, como concejales, quienes se parcializaron en más de una oportunidad a favor de los sindicatos cocaleros bajo el argumento de que ellos aportaron más en la zona.

Con todos estos antecedentes, los originarios pidieron a los gobiernos nacional y departamental tomar cartas en el asunto, lo mismo que a la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB), de la cual son parte y; además, son un pueblo indígena en extinción por la expansión de la micosis pulmonar que afecta desde niños hasta ancianos.
Fuente: La Paz, 2 Oct (Erbol)

Rosita Pochi

Waliki