Boquita de Miel-Chila Jatun

)

domingo, septiembre 6

A LA LÍDER INDÍGENA BARTOLINA SISA

Alrededor de 1750 la madre tierra pachamama daba luz a una tierna niña que con los años llegaría a comandar huestes de guerreros y guerreras. Era Bartolina Sisa. Su vida transcurriría en los quehaceres en su comunidad y posteriormente, en su dedicación al comercio de bayetas con lo que se trasladaba a otros lugares.

La vida le conduciría a formar su familia con Julian Apaza, Tupak Katari, de cuya unión nacería la idea de libertad para los indígenas. Así, ambos enfrentarían a los españoles en reiteradas ocasiones. Tupak Katari dirigía a las huestes desde Alto Pata y Bartolina Sisa, lo hacía desde Pampahasi.

Sin embargo, la valentía, el coraje de la abuela Bartolina Sisa iría a ser apagada en plena juventud. Un 5 de septiembre de 1782, Bartolina era ahorcada en la Plaza Mayor de la ciudad de La Paz en medio de la presencia de indígenas que sin poder hacer nada asistían al suplicio de una guerrera.

En su lucha por la causa indígena, Bartolina Sisa, había dado su vida, y con ello, nos debaja un gran ejemplo a seguir. Han transcurrido más de tres siglos y su ajayu (espíritu) permanece, revive y se fortalece en el tiempo porque es eterno en nuestra pacha (tiempo/espacio).


Escuchemos una canción que en voz de un talento originario, Luzmila Carpio, nos podemos trasladar a los tiempos de los tiempos con la composición Wiñay Llajta o pueblo eterno.



Rosita Pochi

Waliki