Morena, Pasión Andina

jueves, enero 3

NUESTROS PRODUCTOS

El Cronista Guaman Poma de Ayala en uno de sus pasajes señala que antes en las poblaciones originarias no se consumía ni cosa dulce, ni salada, ni carnes ni grasas, ni picantes, sino más bien el joven debía consumir maíz tierno. Esto era porque el joven varón tenía que estar dotado con todas sus capacidades físicas y mentales para hacer las tareas que se le encomendaría para la comunidad.
Actualmente, en muchas comunidades, se consume mayormente los productos que da la tierra, papa, habas, choclo, quinua, oca y otros según la región. Quizás por ello, todavía se puede ver muchos ancianos realizando labores de campo. Todavía de sus lúcidos relatos se puede saber como ellos han vivido antes. Aunque en algunas ciudades se prefieren productos artificiales enlatados y encajonados, al mismo tiempo, también hay una corriente de volver a consumir productos ecológicos más naturales.
Aquí fácilmente encontramos tarhui por un boliviano en varios lugares de la Ceja o se puede conseguir azúcar morena o miel de los yungas a precios razonables. La coca que tradicionalmente se ha utilizado en el ancestral acullico, ahora se lo encuentra en harina o como base para diversos productos medicinales. De igual manera, por un boliviano se encuentra jugo de quinua con manzana, algunas veces añadido con maca. Caminando por la avenida Tihuanacu y adyacentes se encuentra al paso uno de los mayores manjares andinos, el phisqi, elaborado en base a quinua, leche y queso. Poco a poco desde hace algún tiempo, se está en alguna medida volviendo a consumir productos en base a quinua, amaranto, cebada, tarhui, soya, etc. El consumo de ciertos productos y la prohibición de otros debió tener su sentido en esos tiempos. Ahora, muchos se han dado cuenta que también es necesario recurrir a lo natural.

Rosita Pochi

Waliki