Morena, Pasión Andina

martes, enero 22

¡ALASITA!

¡Alasita! ¡Alasita! ¡Comprame! ¡Comprame!

A dos días de la inauguración de la Fiesta de la Alasita, la fiesta de la abundancia que se realiza cada 24 de Enero los artesanos van concluyendo los últimos detalles. El personaje central de esta fiesta es el Eqeqo, pequeña figura ataviada con sacos pequeños de productos del hogar: harina, arroz, papa, chuño, aceite, etc., cantidad de billetes pequeños de diversos cortes 10, 20, 50, 100, 200 bolivianos, además de dólares y euros.

El tener uno en casa garantiza que va a haber abundancia siempre y cuando se le preste la atención debida durante el año y es que este personaje se constituye en una illa, es decir un amuleto al cual sus propietarios acostumbrar a brindarle coca y alcohol para que esté siempre contento. Otros acostumbran a hacerle fumar en día viernes, pero esto hace que la imagen luzca ennegrecida. Alguien me cuenta que una familia tenía un eqeqo en su casa, al morir el esposo, la esposa descuidó al eqeqo dejándolo en un rincón. Poco a poco la economía familiar fue decayendo hasta quedar la que fuese dueña de casa como inquilina.

Aunque la aparición de este personaje se lo asocia con el Cerco que hizo a La Paz el líder indígena Tupak Katari hace siglos atrás, su vigencia sería anterior inclusive a la época colonial según relata el investigador Ponce Sanjinés en su libro Eqaqu. Tanto su apariencia como lo que lleva cargado sin duda se ha ido modificando de acuerdo a las creencias y creatividad de los artesanos y por ello se ve anualmente productos más actuales como parte de su cargamento.

Rosita Pochi

Waliki