Morena, Pasión Andina

viernes, diciembre 14

LUCHA POR LA TIERRA

La lucha por la tierra es y seguirá siendo un tema en vigencia mientras se sigan manteniendo grandes extensiones de tierras en pocas manos. En muchos de los casos como es de conocimiento público esas tierras fueron obtenidas aprovechando las coyunturas de poder. Actualmente, en el oriente boliviano, según el Viceministerio de Tierras, se encuentra en proceso el saneamiento de tierras de manera que puedan luego ser adjudicadas esencialmente a la poblaciones indígenas que paulatinamente fueron perdiendo el espacio que antiguamente tenían para el desarrollo de su vida a través de la caza, la pesca, y la utilización de los recursos naturales en sus territorios.

Pero, existen muchos interesados en que la dotación de tierras a los indígenas del oriente sea paralizada o en que los procesos de saneamiento se detengan. Por lo que se conoce a través de la prensa, inclusive existiría una laguna que originariamente está dentro del territorio indígena, pero que por razones poco transparentes ahora se encuentra en poder de una persona particular. Otro de los temas que se pretendería tapar es la esclavitud y la servidumbre de indígenas guaraníes en haciendas de Santa Cruz, Tarija y Sucre, hecho que además fue de conocimiento del relator de las Naciones Unidas, Stavenhagen, quien estuvo visitando diferentes regiones de Bolivia para determinar y conocer de voz de los propios indígenas los abusos que se están cometiendo actualmente en varios lugares contra ellos.

Durante muchos años, la población indígena fue despojada de sus tierras pero así mismo también se rebelaba contra su opresor. Han pasado tanto tiempo pero aún en 2007 están vigentes ciertas prácticas que limitan el derecho de las comunidades indígenas al acceso a la tierra. Dentro del área andina se desarrollaron muchas rebeliones para recuperar las tierras que les fueron arrebatadas, así como para terminar con los abusos en las haciendas.

“A la tributación forzada y a la servidumbre gratuita, se añadía la opresión desmedida e incluso una expoliación más brutal de sus tierras”. “La tiranía oligárquica-gamonal (criollo-mestiza), con Melgarejo en el poder logró despojar al indio comunario de sus tierras, destruyendo de esta manera un alto porcentaje de las comunidades existentes desde la época colonial.” “A pesar de todo ello, el indio, sin escatimar sus esfuerzos, luchó resueltamente contra los usurpadores en procura de reivindicar las tierras que les fueron injustamente despojadas.”

Debido al despojo de tierras, muchos indígenas en el oriente boliviano han quedado reducidos a habitar una pequeña choza y consecuentemente han sido empujados a tener una vida a la que no están acostumbrados. Los indígenas siempre han vivido en contacto con la naturaleza y al romperse esta ligazón ancestral con la madre tierra surgen muchos problemas.

Dentro de un estatuto autonómico se plantea que las tierras serían administradas por el ente regional, desconociendo el rol del Estado. Esta disposición iría naturalmente a favor de un pequeño sector y en desmedro de una gran mayoría de la población.

Rosita Pochi

Waliki