Morena, Pasión Andina

miércoles, diciembre 19

CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL ESTADO

“Toda fuerza armada o reunión de personas que se atribuya la soberanía del pueblo comete delito de sedición”. (Artículo 4, parágrafo 2. CPE). Este es el artículo que hoy por la mañana refería un diputado para señalar que cualquier estatuto autonómico carece de validez mientras no se someta la Nueva Constitución Política del Estado aprobada por la Asamblea Constituyente a referéndum. La actual Carta Magna claramente señala que , “Bolivia, libre, independiente, soberana, multiétnica y pluricultural constituida en República Unitaria, adoptará para su gobierno la forma democrática representativa, fundará la unión y la solidaridad de todos los bolivianos”. (Artículo 4 parágrafo 1).

Desde 1825, creación de la República de Bolivia, un sector minoritario se fue sucediendo el poder del aparato estatal, excluyendo a los sectores mayoritarios: la población indígena y excluyendo de manera sistemática a los sectores populares. En la prensa se encontrará documentada las acciones que esta minoría ejerció durante años para mantener sometida a la población.

Es necesario recordar que la mayoritaria masa indígena también tributaba fuertemente para el sostenimiento del país con su trabajo y esfuerzo, pero lo que fue recibiendo a cambio no reconoce ese trabajo sacrificado. Se elaboraron 17 constituciones, 11 de las cuales se hicieron en el siglo XIX y las restantes 6 en el siglo XX. Iniciamos el siglo XXI histórico para Bolivia, puesto que se elabora una Nueva Constitución Política del Estado, en la que por primera vez participan representantes de las mayorías que no habían tenido participación antes en la construcción de un documento de tanta importancia. Una Constitución que mueve los viejos esquemas, naturalmente que va a causar resistencias en esa minoría que tuvo el control del país desde 1825, pero este es tiempo en que tod@s seamos tomad@s en cuenta.

Rosita Pochi

Waliki