Boquita de Miel-Chila Jatun

)

lunes, enero 26

RELIGIÓN EN LAS CONSTITUCIONES DE BOLIVIA

Dos fotografías juntas, una del Presidente Evo Morales, con su atuendo cuando fuera posesionado el pasado 21 de enero de 2006 en Tihuanacu y otra, una foto de Jesucristo aparecían en el spot de televisión junto con el mensaje a elegir a cual de los dos. Algunos habrán votado por uno o por el otro, pero lo cierto es que no se tenía que votar por ninguno de los dos, sino por una nueva Constitución en la que, entre muchos temas, se garantice y se respete el derecho de todo ciudadano a elegir y practicar su opción religiosa o espiritual.
Si volvemos la mirada atrás, a la época prehispánica, nos daremos cuenta que los pueblos índigenas que habitaron estos territorios tenían sus propias prácticas y creencias. Con el tiempo, se impuso una sola religión, consolidándose con el tiempo en un poder hegemónico del cual hacía uso y abuso en contra de los pueblos originarios.
Haciendo una breve lectura de las constituciones nos vamos a encontrar con lo siguiente. "La Religión Católica, Apostólica, Romana, es de la República, con exclusión de todo otro culto público. El Gobierno la protegerá y hará respetar, reconociendo el principio de que no hay poder humano sobre las conciencias", señalaba la primera Constitución de Bolivia. Años más tarde, la Constitución de 1839 decía "La religión del Estado es la Católica, Apostólica, romana, a la que prestará siempre la más decidida protección, y todos sus habitantes el mayor respeto, sean cuales fueren sus opiniones religiosas. Es prohibido cualquier otro culto público". Prácticamente durante todo este periodo existió la imposición de una sola religión.
Posteriormente, La Constitución de 1938 señala, "El Estado reconoce y sostiene la religión católica, apostólica y romana, garantizando el ejercicio público de todo otro culto". Por cerca, a 54 años, este artículo permaneció más o menos en el mismo tenor hasta la Reforma Constitucional de 1994.
Ayer se realizó el Referendum para aprobar o no la Nueva Constitución Política del Estado. Según la información provista por los medios de comunicación en horas de la noche del histórico domingo 25 de enero, el Sí a esta nueva Constitución alcanzaba un porcentaje de votación superior al 51%. Aunque el cómputo oficial está en proceso, lo cierto es que en este nuevo documento se abre un espectro de posibilidades en cuanto a los aspectos religiosos. Así, señala que, "El Estado respeta y garantiza la libertad de religión y de creencias espirituales, de acuerdo con sus cosmovisiones. El Estado es independiente de la religión". De la misma manera, en el punto de Derechos civiles expresa que los bolivianos y bolivianas tienen derecho, "A la libertad de pensamiento, espiritualidad, religión y culto, expresandos en forma individual o colectiva, tanto en público como en privado, con fines lícitos".

Rosita Pochi

Waliki