Morena, Pasión Andina

viernes, noviembre 7

VÍCTIMAS DEL 2003 EN BOLIVIA

La Paz, 07 nov (ABI).- El presidente Evo Morales promulgó la noche del jueves la ley que beneficia a los herederos de los caídos y los heridos de las jornadas sangrientas de febrero, septiembre y octubre de 2003 con el pago único entre 2.875 y 143.750 bolivianos.

La medida legal establece un pago único de 250 salarios mínimos nacionales para los herederos de primer grado de los fallecidos de febrero, septiembre y octubre, de 111 a 220 salarios mínimos para los heridos gravísimos y para los heridos leves y graves un monto de 5 hasta 10 salarios mínimos nacionales, de acuerdo a una catalogación previa.

En la oportunidad el Jefe de Estado dijo que la Ley 3955 para la Víctimas de Sucesos de Febrero, Septiembre y Octubre de 2003 es una obligación del Gobierno responder a las familias que han perdidos a sus familiares y con la gente herida que luchó por reivindicaciones justas.

"No comparto que se diga febrero, septiembre y octubre negro, sino es una luz de esperanza", afirmó el Mandatario en el acto realizado en el hall de Palacio Quemado ante las decenas de familiares de los muertos y heridos de las jornadas sangrientas de febrero, septiembre y octubre de 2003.

El acto se inició con la entonación del Himno Nacional y la rememoración por parte del viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Sacha Llorenti, de los hechos luctuosos de estas fechas en la gestión del ex presidente, Gonzalo Sánchez de Lozada, actualmente prófugo de la justicia boliviana y refugiado en Estados Unidos.

Recordó que en febrero cuando se enfrentaron policías y militares cayeron 32 personas y decenas de heridos. En septiembre y octubre de 2003 el saldo de los muertos fue de 67, posteriormente 10 por las secuelas heridas, además de más de centenares de heridos.

"La mejor manera de rendirles homenajes es traerlos a la memoria", aseveró Llorenti.

A su vez la ministra de Justicia, Celima Torrico, dijo que este beneficio único es obligación de un Gobierno solidario reconocer a los héroes que ofrendaron sus vidas por el país. "El pago se hará a la brevedad posible", adelantó.

La emotividad en el acto la puso Juana Valencia viuda de Carvajal, que a nombre de los familiares de las víctimas no se cansó de agradecer al Mandatario por este reconocimiento.

Al recordar las jornadas sangrientas de octubre de 2003, Juana no pudo contener las lágrimas y entre sollozos confesó ante los presentes en el Palacio Quemado que después de la pérdida irreparable de su esposo se convirtió en "padre y madre" para mantener a sus hijos, así como otras mujeres viudas que valientemente luchan a diario para sacar adelante a sus descendientes que quedaron huérfanos.

ALCANCES DE LA LEY

Según la medida legal el pago se hará con recursos provenientes del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), luego de una previa catalogación que contempla la medida legal.

La ley otorga el pago único, así como apoyo académico y reconocimiento público a las víctimas de los sucesos de febrero, septiembre y octubre de 2003.

La ley aprobada otorgará el beneficio de pago por única vez alcanza a los heridos gravísimos, graves y leves; así como a los familiares herederos hasta el primer grado de consanguinidad (hijos, conyugue y padres) de los fallecidos en los sucesos de febrero, septiembre y octubre de 2003.

"En caso de que los fallecidos o los heridos hayan sido o sean miembros de las Fuerzas Armadas o de la Policía Nacional y hayan recibido una indemnización inferior a la establecida en la presente Ley, se procederá a cubrir el monto restante hasta alcanzar el monto que le correspondiere, en función al grado de incapacidad calificada", señala la ley aprobada.

Según informes, febrero de 2003 dejó más de 70 heridos y 33 fallecidos. Octubre del 2003 en la denominada guerra del gas resultaron 67 muertos, número que se incrementó a 77 por las secuelas en los heridos graves que no pudieron superar sus lesiones. Se reportó más de 400 heridos.

CÁLCULOS DE PAGOS

La medida legal establece un pago único de 250 salarios mínimos para los herederos de primer grado de los fallecidos de febrero y octubre.

Además de 111 a 220 salarios mínimos para los heridos gravísimos y para los heridos leves y graves un monto de 5 hasta 10 salarios mínimos nacionales.

Asimismo, informó que la ley estipula que los recursos saldrán del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) de una partida específica.
Rq/Dgav ABI

Rosita Pochi

Waliki