Morena, Pasión Andina

jueves, junio 12

SUEÑOS DE MIGRACIÓN


"Estoy yendo allá, mi primo trabaja de cocinero y me va a ayudar a buscar trabajo... voy a mandar plata para mis hijos...", me contaba un hermano de una comunidad de Chuquisaca antes que se aplicara el visado para ingreso a un país europeo.

Portando una frazada doblada dentro de una bolsa nylon y muchos sueños de trabajar y mantener a su familia desde allí lejos, se marchaba de Bolivia. Como él, much@s han ido dejando sus hogares en varias comunidades, centros poblados rurales y urbanos para ir en busca de una vida quizás mejor, quizás no tanto como esperan, ya sabemos que a algunos le va peor que la vida que tenían aquí. Algunos habrán ido con todos los papeles al día, otros no. Ahora que surge el tema de sanciones para los imigrantes que no tengan sus papeles al día en el país donde se encuentran ahora, surge la pregunta ¿serán devueltos al país de origen sin más ni más?

Migraciones han existido durante siglos de un lugar a otro. Recordemos que a estas generosas tierras habitadas por pueblos indígenas llegaron hace siglos atrás migrantes de muchos lugares, unos venían en búsqueda de tierras, otros en busca de riquezas, otro venían huyendo, etc. Muchos de ellos se quedaron y sus generaciones también. Siempre hubo generosidad para con ellos, generosidad que contrasta ahora con disposiciones muy rigurosas que se podrían aplicar a los migrantes bolivianos en otras tierras.

Por el momento, sólo quedan casas vacías, techos de totora o de paja, puertas cerradas, casas semiderruidas, quizás en espera de su dueñ@ , que quien sabe tendrá que verse obligad@ a volver.

Rosita Pochi

Waliki