Morena, Pasión Andina

domingo, febrero 3

TIERRAS ORIGINARIAS

“Una gran masa indígena perteneciente a los cuatro suyos de Yayani se congregó en la noche del 4 de febrero de 1947…”. Así inicia uno de los relatos que daría cuenta de los aproximadamente mil quinientos indígenas que se habían levantado en rebelión contra el sistema de hacienda en Cochabamba pidiendo “el reparto inmediato de tierras”. Ayopaya, se convertiría en el centro de difusión de la rebelión indígena contra los hacendados que abusivamente tenían sometidos a los indígenas a la servidumbre.

La propiedad de la tierra durante años ha sido uno de factores importantes dentro de la lucha indígena, puesto que fue paulatinamente despojado de tierras ancestrales. La Ley de Exvinculación de 1874 durante el gobierno de Tomás Frias declaraba a la comunidad como excomunidad, lo cual se convirtió en una trampa porque sucedía que un comunario por necesidad o por influencias de algún interesado, hipotecaba su parcela pero al no poder cumplir con el pago, los otros dueños de las parcelas se veían también obligados por el acreedor a firmar un documento de venta al ser propietarios proindiviso de las tierras comunitarias. De esta manera, el sistema de hacienda fue avanzando, pero los indígenas en muchos casos resistieron tenazmente a estos abusos y acudieron a los documentos de composición de tierras emitidos durante la colonia para recuperar sus tierras. Años más tarde, en la Constitución de 1938, se reconoce a la comunidad originaria quedando anulada la Ley de 1874.

Es así por ejemplo que Ismael Montes desde 1905 fue apropiándose de varias comunidades terminando como dueño de la población de Taraco en el departamento de La Paz. Esto parecería ser solo historia, algo que pasó, pero sigue siendo un tema vigente, sobre todo en el sector de las tierras bajas en Bolivia, donde muchos indígenas no sólo perdieron sus tierras y su territorio, sino también fueron sometidos a una vida de servidumbre por los hacendados.

El pasado 28 de enero, fecha de recordación de la Batalla de Kuruyuki del pueblo guarani, varios indígenas recibieron títulos de propiedad de tierras de parte del ejecutivo boliviano. Este es un proceso que se viene desarrollando aunque todavía lentamente.

Rosita Pochi

Waliki