Morena, Pasión Andina

domingo, septiembre 23

LA VARA CON QUE ME HAN MEDIDO

Ascencio Cruz Nina radicado en El Alto como muchos de quienes han migrado de las áreas rurales. Su infancia transcurriría rodeado de los paisajes de Sorata sin saber que años más tarde le tocaría iniciar una lucha sin tregua.

A través de las páginas de su libro relata la odisea que le tocó vivir inmerso en un medio donde la justicia para el pobre parece no existir, sobretodo si hay que enfrentarse a aquellos que hacen uso del poder y las influencias.

Dotado de un carácter indomable este alteño enfrentó todo tipo de manejos que se dan dentro de la estructura encargada de hacer "justicia" en Bolivia tal cual se puede extractar de su trabajo. Su valentía inquebrantable lo guiaría hasta lograr que, como en pocos casos, la verdad sea esclarecida y la justicia sea aplicada. Como él afirma, no ha ganado dinero, pero ha ganado experiencia, lo cual le permite ahora ayudar a otros aymaras.

Rosita Pochi

Waliki